Qué debería anticipar bajo la administración del Presidente Trump

dark haired girl looking at camera

Qué deberia anticipar bajo la administración del Presidente Trump

Nosotros, en Human Rights Initiative of North Texas (conocido como HRI por sus siglas en inglés) estamos muy preocupados por la elección de Donald Trump como nuestro presidente, pero no hemos perdido la esperanza. La administración actual dista lejos de ser perfecto en las políticas de inmigración, encerrando a los niños y las madres sin necesidad, insuficiencia de fondos para los tribunales de inmigración y no haciendo lo suficiente para humanizar las personas que huyen de la persecución y la pobreza a este país ya que representa la libertad, la justicia y la oportunidad.

Por el momento podemos decir que las leyes de inmigración que ofrecen ayuda y protección a nuestros clientes no se pueden deshacer con sólo un plumazo. Tomamos consuelo en el hecho y vamos a continuar abriendo nuestras puertas y ofrecer servicios a los inmigrantes más vulnerables en el Norte de Texas. Donald Trump ocupará su cargo el 20 de Enero del 2017.

Preguntas frecuentes (Continuaremos actualizando esta lista a medida que más información se haga pública):

Mi solicitud de (VAWA /Visa U/Asilo/otras medidas de asistencia) está pendiente, ¿qué puedo esperar?

Desafortunadamente, todavía no está claro cómo la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) operarán bajo la administración del presidente Trump. Si su solicitud está pendiente, se recomienda mantener su aviso de recibo con usted en todo momento para mostrárselo a un funcionario del ICE. Si usted es un cliente de HRI y ha perdido su aviso de recibo, se comunica con nuestra oficina inmediatamente.

¿Qué pasará con el programa de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA por sus siglas en inglés)?

El presidente electo Trump ha declarado tanto en su Plan de Inmigración y su plan para los primeros 100 días de su presidencia que va a terminar las “amnistías ejecutivas ilegales” del Presidente Obama. Estamos suponiendo que esto significa que va a derogar el programa DACA poco después de asumir el cargo. Todavía no sabemos lo que esto significa para los beneficiarios actuales de DACA -si se les permitirá vivir en los EEUU con su permiso de trabajo hasta que expire o no. A medida que aprendemos más vamos a seguir actualizando esta página de Preguntas Frecuentas con información.

Lo que sabemos:

Hemos recopilado, a lo mejor de nuestra capacidad, información relacionada con la política de inmigración del plan de Donald Trump que había propuesto durante su campaña. Es difícil saber lo que está realmente en la agenda del presidente electo Trump, debido a su falta de detalles y de lo que la nación sería capaz de pagar y poner en práctica.

Las preocupaciones resumidas a continuación se basan en los “detalles” descritas en el plan de inmigración en el sitio web del Sr. Trump. HRI también está preocupado por nuestros clientes que son elegibles para cierto alivio bajo la legislación estadounidense, pero no han obtenido una decisión debido a retrasos en el sistema. Estos clientes técnicamente no tienen condición jurídica en los Estados Unidos, a pesar de que están trabajando con diligencia a través de nuestras leyes para obtenerlo. Esperamos que estas solicitudes sean respetadas y que estos clientes no serán detenidos o de otra manera sujetas a castigos severos de inmigración.

Según su Plan de Inmigración, tenemos las siguientes preocupaciones:

“Inmediatamente terminar las dos amnistías ejecutivas ilegales del presidente Obama”

Suponemos que esto significa derogación de DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia), junto con la posible expulsión de los que han obtenido beneficios bajo el mismo programa. Receptores de DACA son los jóvenes que fueron traídos a los Estados Unidos cuando eran niños, han logrado una educación de escuela secundaria, y no quieren nada más que vivir y trabajar legalmente (esto incluye el pago de los impuestos!) en el único hogar verdadero que conocen. Le pedimos al presidente Trump y el Congreso para seguir protegiendo a ellos. La deportación de estos individuos afectaría la economía de Estados Unidos y perjudica a los que consideramos ser estadounidenses.

“Bajo la administración de Trump, cualquiera que cruce la frontera ilegalmente será detenido hasta que sean expulsado fuera de nuestro país.”

HRI está muy preocupado por la detención de los solicitantes de asilo, incluyendo mujeres y niños que cruzan la frontera sur de los Estados Unidos (y otros para los cuales no hay ninguna razón para detenerlos por motivos de seguridad.) Es en contra de las obligaciones de tratados de los Estados Unidos a detener a los solicitantes de asilo. También es una carga financiera. Detener a todos los que cruzan la frontera hará que sea difícil para los que huyen de la persecución para encontrar abogados y hay proceso debido fundamental y preocupaciones de derecho internacional sobre la retención de los solicitantes de asilo en detención. Esta política también será increíblemente costosa. En este momento nos pasamos más de $2 mil millones al año en la detención de inmigrantes y este valor ya está aumentando. No hay suficientes camas en los centros de detención para todos los inmigrantes que se supone que Trump planea en detener. Actualmente cuesta entre $126 y $161 por día para detener a un inmigrante (aunque ha llegado ser tan alto como $342 por día). Estos centros de detención frecuentemente están dirigidas por empresas privadas que han monetizado el encarcelamiento de inmigrantes. A principios de este año el Departamento de Justicia ha declarado que dejarán de utilizar las corporaciones de prisiones privadas, debido a las preocupaciones sobre el tratamiento de las personas en estas instalaciones. Parece ser que, a pesar de las recomendaciones para que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS por sus siglas en íngles) siga este ejemplo, el DHS seguirá permitiendo a las empresas privadas detener a inmigrantes con ánimo de lucro a expensas del contribuyente. Los detenidos deben ser tratados con dignidad.

Si los que huyen de la violencia se detienen en la entrada y nunca son liberados, será difícil obtener abogados para estos inmigrantes. Los centros de detención frecuentemente se encuentran lejos de las ciudades. Si las personas que huyen de persecución y abuso no pueden encontrar abogados, no podrán ser capaces de exponer suficientemente sus reclamaciones y podrían ser enviados de vuelta a sus muertes.

“Vamos a triplicar el número de agentes de ICE. Cualquier persona que entra ilegalmente a los EEUU está sujeto a la deportación “.

Tenemos una gran preocupación por esta política relacionada con nuestros clientes, particularmente los solicitantes de asilo y los niños y las familias que llegan a la frontera de los Estados Unidos en busca de protección de sus países peligrosos de origen.  Pedimos a la nueva administración para continuar con el uso de entrevistas de temor creíble en la que los funcionarios de asilo investigan a todos los inmigrantes recién llegados sobre el temor de tener que regresar a su país de origen.  Estas entrevistas deben llevarse a cabo con buena fe y los inmigrantes que son aprobados deberían ser liberados hasta que puedan tener sus casos examinados por un juez de inmigración.  Estas personas todavía tienen derecho a la protección bajo las leyes de asilo de nuestro país cuáles deben ser respetadas.

Triplicando el número agentes de ICE y de la patrulla fronteriza será increíblemente caro. En el año fiscal 2016, Estados Unidos gastó más de $20 mil millones de dólares en su ejecución.  La nueva administración debe recordar que cualquier aumento a ICE requiere un aumento en la financiación de los tribunales de inmigración.  Estos tribunales ya son mal financiados que ha dado lugar a retrasos de varios años para la mayoría de los casos.

Investigar solicitantes para garantizar que respaldan los valores, las instituciones y las personas estadounidenses, y suspender temporalmente la inmigración procedente de las regiones que exportan el terrorismo y donde no se puede garantizar una detección segura de los antecedentes”. y “Suspender la emisión de visas a cualquier lugar en el que no puede ocurrir la detección adecuada, hasta que se pruebe que hayan establecido métodos comprobados y efectivos de detección.”

No está claro lo que consistiría esta investigación de antecedentes, pero nos preocupa que las personas con las solicitudes válidas de asilo y otros reclamos serán negados la admisión a los EE.UU. Muchos de nuestros clientes solicitantes de asilo llegan a los Estados Unidos con visas de visitantes y de estudiantes como un medio de escapar de la persecución y la tortura.  Tememos que esto especialmente va impactar a nuestros clientes de países con mayoría musulmana.  Esta preocupación va más allá de nuestros clientes potenciales e incluye cualquier persona que busca las oportunidades que ofrece nuestro país, pero que podría ser negado basado en creencias religiosas o algún tipo de prueba de fuego política.  Nuestro país ya tiene muchos procedimientos para garantizar que las personas que aplican para llegar aquí no son terroristas o peligros para la seguridad nacional.

“Asegurar que los otros países reciban a sus personas cuando los ordenamos ser deportados.”

Entre las varias políticas que parecen ser imposibles de establecer con éxito, no estamos seguros de cómo nuestro nuevo presidente espera realizar esta meta de su agenda en particular.  El presidente electo Trump no puede obligar a un país a hacer nada en contra de su voluntad, ya que será presidente de los Estados Unidos no del mundo. Sin embargo, esto aumenta las preocupaciones graves que las personas serán enviadas de vuelta a sus muertos.  Nuestros clientes vienen de todas partes del mundo, incluyendo Centroamérica, Sudamérica, África y Asia. Esto incluye a los países que están en guerra (Siria, Irak), los países que están sometidos a levantamientos violentos (Venezuela, Burundi), países que cometen torturas inhumanas contra oponentes (Somalia, Zimbabue, República Democrática del Congo, Ruanda, Etiopía) y países que tienen archivos de detener y matar a los que se han vuelto de los Estados Unidos (Irán y Eritrea).

HRI espera, además, que la nueva administración continuará manteniendo las leyes que utilizamos para ayudar a nuestros clientes y otros inmigrantes que son víctimas de la violencia, abuso y amenazas.  Nuestras leyes de asilo son parte de las obligaciones internacionales de los Estados Unidos y se destacan como un faro para el mundo que indica que nosotros protegemos los derechos humanos y la libertad.  La Ley de Violencia contra las Mujeres (VAWA por sus siglas en inglés) ha estado en vigor durante más de 20 años, ayudando a inmigrantes sobrevivientes de la violencia doméstica y el abuso.  Nuestras leyes de Visa U protegen a las víctimas de delitos y hacen que las comunidades sean más seguras por medio de fomentar la confianza con la aplicación de la ley.  La nueva administración también debe seguir protegiendo a los niños que huyen de la violencia de pandillas, de la familia, y otros tipos de violencia en sus países de origen.  Esperamos que el Sr. Trump no haga una prioridad para capturar a los inmigrantes que respetan la ley.

Por último, según las declaraciones del señor Trump que ha hecho en varias ocasiones durante la campaña, nos preocupa que habrá un aumento de la reacción violenta en contra de nuestros clientes y todos los inmigrantes, muchos de los cuales han sido demonizados.  Esperamos que va a suavizar su retórica y que vaya rechazar totalmente, de inmediato y con fuerza la discriminación y la violencia contra, entre otros, los musulmanes, los mexicanos, otros hispanos y los inmigrantes en general.